En un año difícil para la mayoría de los inversores, incluso Warren Buffett tuvo un año mixto según las normas a las que nos había acostumbrado. Sigue marcando buenos números, pero el precio de las acciones de su compañía Berkshire Hathaway subió sólo un 2 y medio por ciento en 2020, con lo que quedó por debajo de los principales índices de referencia americanos, como el S&P 500.

Una de sus principales posiciones, Apple, tuvo un año estelar y la inversión en la Oferta Pública de Venta de Snowflake fue un éxito inmediato. Pero también hubo fallos, con inversiones en bancos y servicios financieros estadounidenses que resultaron ser costosas. Si echamos un vistazo detallado a su cartera, encontramos que sus números rondan el 20 por ciento.

 

Lo que funcionó para Warren Buffett en 2020

Analizando en profundidad la cartera de Buffett, ésta registró un fuerte rendimiento de compañías como Apple y Amazon, cuyas acciones subieron un 70% al final del año. Pero las acciones que realmente tuvieron un rendimiento excepcional en 2020 fueron las de Snowflake, que en septiembre fluctuaron en 120 dólares y terminaron el año en 281 dólares, con un aumento del 134%: tanto más notable en cuanto que “el Oráculo de Omaha”, un inversor de valor, suele rechazar el bombo publicitario asociado a las ofertas públicas de venta. Su última compra de una OPI fue en 1956.

Entonces, ¿cuáles fueron los mayores cambios en la cartera de inversiones de Buffett en 2020? El sector de la atención de la salud fue uno de los de más rápido crecimiento en 2020, por lo que no fue una sorpresa ver un aumento del peso de las acciones de este sector el año pasado. En el tercer trimestre de 2020, la cartera añadió posiciones en Abbvie, Merck y Bristol Myers Squibb, un trío que actualmente representa el 2,4% de los activos de la cartera.

De estas tres acciones, sólo Abbvie registró un rendimiento positivo en el año, un 20%. Merck es una de las cuatro empresas de la cartera consideradas infravaloradas por los analistas de Morningstar, que le otorgan una calificación de 4 estrellas (las otras son el gigante de la alimentación Kraft Heinz (KHC), Wells Fargo Bank (WFC), que cayó casi un 45% el año pasado, y General Motors. La posición en Wells Fargo se redujo en 2020, al igual que las inversiones en el Bank of New York Mellon, Visa, Mastercard y US Bancorp.

Las OPI tecnológicas australianas suben ya el 80% en Sydney

El problema con Berkshire

Dice la página Morningstar que una cartera de inversión tradicional con una participación del 50% en Apple habría funcionado muy bien en 2020. El aumento medio del precio de las mayores participaciones de la cartera es de poco menos del 20%, superando la subida del 15% del S&P 500 el año pasado. Pero como explica el analista de Morningstar Greggory Warren, no es tan simple: Berkshire Hathaway tiene muchas facetas, y aunque esta cartera de inversiones está atrayendo la atención de los inversores debido a la figura de Warren Buffett, también forma parte de un imperio mucho más grande.

Berkshire Hathaway Energy y su filial ferroviaria BNSF, por ejemplo, fueron duramente golpeados en 2020. El sector de la fabricación, el servicio y el comercio minorista, con participaciones en empresas de metal y proveedores de piezas de aviones, también sufrió los daños de la pandemia. Y las participaciones de la cartera en las compañías de seguros pesaron en la rentabilidad.

Pero las acciones de la serie B de Berkshire Hathaway están actualmente infravaloradas, según los analistas de Morningstar, y la empresa mantiene su amplia ventaja competitiva. Puede que este año se enfrente a la presión de los accionistas, que quieren un trozo más grande del pastel después de un mal año para la cotización en 2020.

No es fácil comparar Berkshire con un índice o un fondo de inversión tradicional. Aunque la cotización de Berkshire Hathaway apenas se ha movido este año, la analista de Morningstar Amy Arnott dice que la magia de Warren Buffett es mantener a los accionistas leales: «Las legiones de inversores que todavía confían en este fondo como un producto diseñado para captar prácticamente todos sus ahorros no se quejan».

LChR/Morningstar